Carcel del futuro

Carcel del futuro

La cárcel del futuro será holandesa
Los presos llevarán un chip en la muñeca para pagar sus cuentas, hacer compras, ver TV, escuchar la radio o conectarse con un programa educativo a distancia. Esto permitirá que analicen sus conductas. El correccional se construirá en la ciudad de Lelystad

 
Carcel del Futuro
 
   

(EFE).- El Ministerio holandés de Justicia inauguró ayer en la ciudad norteña de Lelystad un nuevo concepto de prisión de alta tecnología para condenados a penas cortas, que supone un ahorro para la administración e introduce un novedoso sistema de recompensas para los presos.

Se trata de una institución penitenciaria para 150 presos equipada de celdas de 55 metros cuadrados para cada seis personas, con literas con pantallas táctiles integradas, armarios, una mesa con sillas, un baño y una pequeña cocina.

Mediante un chip colocado en una muñequera cada preso puede pagar sus cuentas, hacer compras, ver televisión, escuchar la radio o conectarse con un programa educativo a distancia.

La muñequera también registra los movimientos y las expresiones de agresión de los presos, que quedan registrados y pueden ser analizadas posteriormente.

A través de un sistema de puntos, los presos pueden ganar más canales de televisión, más tiempo para hacer llamadas o una cama en otra celda en caso de buen comportamiento.

Los presos serán responsables de calentarse la comida y lavarse la ropa, y se pueden inscribir voluntariamente a equipos de deportes y grupos de discusión.

A través de las pantallas, que son resistentes al vandalismo, el preso también puede pedir una cita con su abogado o un servicio médico.

Con el sistema, la dirección de la prisión quiere destacar la propia responsabilidad de los presos y controlarles de manera electrónica.

En la nueva prisión sólo trabajan quince vigilantes y los costes por preso también son considerablemente inferiores a los de una prisión normal en la nueva institución penitenciaria.

El coste de la construcción del edificio, que se realizó en apenas un año, también fue inferior al de una prisión "normal".

Los primeros presos, condenados a penas máximas de cuatro meses, ingresarán la semana que viene en la nueva prisión en Lelystad.

Fuente: infobae

ATRAS PRINCIPAL