Enfoque

 

Enfoque : Observamos hoy la victoria de la iglesia. Una celebración de la libertad que es la Verdad que es Cristo Jesús  nuestro  Señor. Que  es la culminación de una vida de  desobediencia a Dios a una vida de obediencia a Dios en una relación de amor pura y santa  con nuestro Dios. Donde nuestras almas carnales tienen que ser cambiadas, renovadas y transformadas por el poder del Espíritu Santo de nuestro Dios, de  almas con mentes carnales a almas con mentes espirituales.

Proceso en cual todo ser humano que quiere tener una relación íntima y personal con el trino Dios tiene que  renuciar a todo lo que posee. Esto quiere decir que cuando el Espíritu Santo se revela a nuestro entendimiento ya no somos la misma persona, nuestro enfoque cambia de uno materialista a uno espiritual. Entonces comensamos a amar al trino Dios con toda nuestra alma, con toda nuestra mente y con toda nuestra fuerza y es  entonces que aprendemos a amar  a todos los seres humanos por igual.

El que no ama a todo ser humano por igual no ama a Dios. Como iglesia del Señor,  en el amor de Dios nos fué entregada  la antorcha  del poderoso Evangelio de nuestro Señor Jesucristo para liberar a los cautivos y sanar a los enfermos. Hagamos nuestro trabajo mientras el día dura, pronto viene la noche cuando nadie podrá obrar.

Es tiempo de trabajar con fuerzas con amor y rescatar las almas de la muerte eterna  y traerlas a la vida eterna. En tus manos y en las mías descansa una taréa de grande magnitud, que es reconciliar al hombre con Dios.  ¿Te uniras a la taréa de gran magnitud que Dios nos ha entregado? Pienzalo bién hoy,  pués sín Dios no hay mañana

 

 

 

Inicio