Gran Bretaña

La matanza de los inocentes clama al cielo.

 

Gran Bretaña: Piden se administren analgésicos a criaturas no nacidas que van a ser abortadas

No, no ha leído mal. De verdad está pasando. Vivimos en un mundo de locos. Ahora resulta que los proabortistas, al menos algunos de ellos, reconocen que los bebitos no nacidos sienten dolor cuando son abortados. Pero en vez de ello hacerles recapacitar y arrepentirse de realizar este crimen, se dedican a recomendar que el abortero utilice analgésicos cuando procede a matar a una criatura no nacida.

Los reglamentos tienen que ver con una anomalía legal que protege a los animales no nacidos de la experimentación científica, pero que permite el aborto y otras operaciones en fetos humanos sin el uso de analgésicos. Esta aberrante situación legal demuestra lo bajo que han caído los que se supone deban defender la vida y mitigar el dolor.

El gobierno británico está considerando formular reglamentos que exigirían el uso de analgésicos por parte de los médicos cuando éstos practican abortos tardíos. La Ministra de Salud de Gran Bretaña, Tessa Jowell ha estado revisando la evidencia científica en torno al dolor fetal y planea reunir a médicos y científicos.

Los nuevos reglamentos recomendarían que la anestesia sea suministrada a fetos que tienen 20 o aún 18 semanas de concebidos. Sin embargo, los "expertos" no se ponen de acuerdo en cuanto al momento en que el bebé no nacido puede comenzar a sentir dolor. Sin embargo, la Comisión de Investigación sobre la Capacidad de Sentir de los Fetos de Gran Bretaña ha encontrado lo siguiente:

1. A las 14 semanas de concebido, ya están presentes los receptores sensoriales en la mayor parte de la superficie del cuerpo del bebé no nacido.

2. La más reciente investigación demuestra lo crítica que es la vida en el útero materno para la salud y el desarrollo a largo plazo de la persona. Los estímulos potencialmente dolorosos antes del nacimiento pueden causar cambios permanentes en el sistema nervioso, haciendo que la persona sea más sensible al dolor para el resto de su vida.

3. Casi todo el mundo hoy en día concuerda en que los bebés no nacidos tienen la capacidad de sentir dolor a las 24 semanas de concebidos. Sin embargo, existe un creciente número de evidencias de que el feto puede sentir dolor alrededor de las 11 semanas. Algunos señalan que el movimiento más temprano de la criatura no nacida se puede observar a las 5 semanas y media de concebida y que es posible que sienta dolor desde esta etapa. De hecho, a medida que se descubre más sobre el desarrollo del bebé no nacido, la etapa en que se piensa que puede experimentar dolor es cada vez más temprana.

Fuentes: "Britain: May Require Pain Killers For Late-Term Abortion Procedures," Kaiser Daily, 11 de agosto de 1998; "Fetal Pain: UK Professor Calls for Fetal-Anesthetized Abortions," Kaiser Daily, 29 de agosto del 2000, www.kff.org. "Human Sentience Before Birth. A Report by the Commission of Inquiry into Fetal Sentience," www.care.org.uk/issues/fs/hs02.htm.

 

  Principal